Web_mantenimiento.jpg

Mantenimiento y limpieza de los audífonos

En Sonisord sabemos de la importancia de mantener en perfecto estado los audífonos  para su buen funcionamiento. En nuestro centro auditivo  asesoramos y ponemos a disposición del paciente los productos necesarios para que el audífono se mantenga limpio y en buenas condiciones.  La humedad, el calor o el cerumen son algunos de los factores que pueden provocar que sus audífonos se estropeen. En nuestro centro auditivo disponemos de productos específicos para limpiar y mantener en óptimas condiciones su audífono.

Para que el audífono funcione correctamente, el aparato auditivo ha de mantenerse limpio, sin restos de cerumen, ya que hay que tener en cuenta que al llevar audífonos se acumula más cerumen en el oído. Se recomienda realizar la limpieza del conducto auditivo por lo menos una vez al día.  En Sonisord disponemos de espráis limpiadores y toallitas húmedas que ayudan a mantener una buena higiene del aparato auditivo, sobre todo cuando se utilizan audífonos intraauriculares, ya que al estar dentro del canal auditivo son más proclives a sufrir el efecto del cerumen. En el caso de los audífonos retro auriculares, es necesario cambiar el tubo periódicamente para mantener una buena calidad de sonido, además de limpiar con frecuencia los moldes auditivos , ya quese pueden obstruir y estropear por el cerumen, por lo que además de una buena higiene, mantener en buen estado la carcasa evita que se dañe el audífono y previene las irritaciones de la piel. Existen pastillas efervescentes y recipientes especiales en los que se deposita el molde para una mejor limpieza, además de espráis específicos que eliminan el cerumen de la superficie del molde. El uso habitual de sistemas de limpieza, secado y desinfección alarga la vida del audífono y lo mantiene en buenas condiciones.

Diferentes tipos de limpieza para diferentes audífonos

Dependiendo del tipo de  audífonosdebe realizarse un método de limpieza u otro. Por ejemplo, los audífonos rite o a audífonos a medida requieren una buena limpieza de la tulipa o cambiarla cuando sea necesario. También deben limpiarse los filtros, que impiden el paso de la cera al auricular.

En el caso de los  audífonos intracanales existen cepillos especiales con los que limpiar la superficie y el filtro del aparato. Los filtros anti-cerumen deben cambiarse a diario ya que suelen provocar averías. Una perilla de secado y una aguja especial para limpiar el canal de ventilación también son necesarios en la limpieza de los audífonos.

Los audífonos son dispositivos electrónicos que deben llevarse puestos el máximo de horas posible por lo que el uso prolongado los expone a condiciones de sudor y humedad constantes. Es necesario por tanto cuidarlos y mantenerlos en buen estado teniendo en cuenta factores y pautas concretas.

  • Dependiendo del tipo de audífono que utilice, ya sea intracanal, retro auricular o a medida, el mantenimiento del aparato será distinto.

  • La humedad, el calor y la sudoración son un riesgo para el audífono. Procure tener un aparato o un kit deshumidificador donde colocar el audífono por las noches.

  • El cerumen es un protector natural del oído y aunque hay personas que generan más cerumen, el uso de audífonos siempre va a generar más cera. Limpie con frecuencia los filtros y el canal de ventilación.

  • Aleje los audífonos de fuentes de humedad o calor donde puedan dañarse.

  • Evite que su audífono se moje, se caiga o se golpee.

  • Un audífono es un aparato delicado, manténgalo fuera del alcance de niños o animales.

  • Abra el porta pilas cuando se los quite por la noche.

  • Si lleva los audífonos puestos procure no usar colonias o espráis.

  • Mantenga un mantenimiento regular del audífono y realice revisiones completas en el centro auditivo para prevenir averías o cualquier otro problema.