Web_perdidas_audicion.jpg

¿Qué es la pérdida de audición? Tipos de pérdidas auditivas.

La pérdida de audición suele suceder con el paso del tiempo, pero también puede afectar a personas de cualquier edad y por diversos motivos. La exposición prolongada a una fuente sonora puede tener consecuencias que afecten a la audición. Esto puede suceder cuando se escucha con frecuencia música a un volumen elevado, en el caso de profesionales que trabajen en entornos laborales muy ruidosos como fábricas u obras, o personas que practiquen deportes que supongan riesgos para el oído, por poner algunos ejemplos. La pérdida auditiva también puede estar causada por infecciones o factores hereditarios.

Tipos de pérdida de audición

 

Existen diferentes tipos de pérdidas de audición: pérdida conductiva, pérdida neurosensorial y pérdida mixta.

La pérdida conductiva, es un tipo de pérdida auditiva que es la consecuencia de bloqueos en el oído externo y medio que afectan a las vías de conducción del sonido hacia el oído interno. Normalmente perjudica a todas las frecuencias del oído de forma uniforme y puede ser causada por traumatismos del pabellón auricular, Otohematoma y otoseroma, Pericondritis crónica del diabético, afecciones virales, tumores, traumatismos del conducto auditivo externo u  otitis externas. Las pérdidas conductivas son reversibles y se pueden tratar mediante audífonos  o cirugía.

La pérdida neurosensorial es una pérdida de audición que se produce como resultado de alteraciones en el oído interno, en el nervio auditivo o en los núcleos auditivos del tronco cerebral. Se produce cuando las células ciliadas de la coclea están dañadas o ausentes. Es un trastorno muy común que afecta al 5% de los mayores de 45 años y a más del 60% de los mayores de 70. El hecho de que tenga una aparición insidiosa, acompañada frecuentemente de sutiles estrategias compensatorias, provoca la detección tardía, tanto por el médico como por el paciente. Causa dificultades para discernir la voz del ruido, para captar los sonidos agudos, y un aumento de la necesidad de pedir que repitan las cosas.

 

Las pérdidas neurosensoriales son pérdidas auditivas irreversibles pero el uso de audífonos puede mitigarlas.

 

La pérdida de audución mixta se da cuando se producen pérdidas auditivas de los dos tipos. Se puede tratar mediante audífonos o cirugía.